12 normas de etiqueta españolas relacionadas con la comida

Nov 2, 2019 | Gastronomía, Tradiciones y Costumbres | 0 comments

[Al final del artículo puedes ver el significado de las palabras marcadas en azul.]

Cuando vas a España, seguro que una de las cosas que más te chocan son los horarios de comida, que son diferentes al resto del mundo. En España se desayuna a la misma hora que en los demás países. Sin embargo, se come entre las dos y las cuatro de la tarde, y se cena entre las nueve y las diez de la noche.

La comida más copiosa del día tradicionalmente es la comida del mediodía (es decir, la de las dos-cuatro de la tarde), y la cena es mucho más ligera. Además a media mañana (a las once, aproximadamente), se suele tomar un tentempié o aperitivo. Y a media tarde, alrededor de las cinco o seis, algunas personas, sobre todo los niños, toman la merienda.

Pero esto es algo que seguramente ya sabías. Lo que te voy a contar hoy son doce normas de etiqueta españolas relacionadas con la comida que es posible que no sepas, a no ser que hayas vivido en España durante muchos años. Espero que con ellas evites posibles malentendidos y eso te ayude a sentirte un poco más como en casa.

1.- No empieces a comer antes que los demás:

Antes de empezar a comer, espera a que todos los demás comensales estén sentados, servidos (es decir, con comida en su plato), y listos para empezar. Tanto en casa con tu familia como en una cena formal en un restaurante, esta norma es muy importante. Se considera una falta de respeto empezar a comer cuando uno de tus compañeros de mesa todavía no está sentado o servido.

2.- Al comer, no pongas los codos encima de la mesa:

¡Ni mantengas las manos debajo de la mesa! Ambas cosas son consideradas de mala educación en España. Mientras comes, tus dos manos deben estar visibles sobre la mesa, y no debes apoyar los codos en ella.

3.- Cuando te sirvas agua o comida a ti mismo, ofrece primero a los demás:

Si, durante la comida, quieres más agua, pregunta primero a los demás si quieren más. Si todos te contestan, “No, gracias”, echa agua en tu vaso. Pero si alguien te dice, “Sí, por favor”, echa agua primero en el vaso de esa persona, y después echa agua en el tuyo. Lo mismo si quieres repetir: debes ofrecer ese alimento primero a los demás antes de echarte a ti mismo. Se considera de buena educación ofrecer comida o bebida a los demás antes que a ti mismo. 

Por cierto, si la bebida o comida que quieres están lejos de ti, pregúntale a alguien que esté más cerca, “¿Me pasas el agua/las patatas/la sal?”. Es posible que la otra persona te sirva ella misma, como señal de buena educación.

4.- No desperdicies comida:

¡En España no nos gusta tirar comida! Se considera un despercidio y una ofensa al esfuerzo que ha hecho el cocinero. Así que, por lo general, intenta comerte todo lo que tengas en tu plato. Puedes dejar un poquito, no hace falta que arrebañes todo. Pero intenta calcular antes de servirte: si no tienes mucha hambre o algo no te gusta mucho, échate poca cantidad. Lo que queda en la fuente se guarda para otra ocasión. Así que intenta desperdiciar la menor cantidad de comida posible (incluyendo el pan y la bebida).

5.- Siéntete libre de rebañar con pan:

En España, está socialmente aceptado rebañar las salsas con pan. De hecho, nos encanta. Y es una muestra al cocinero de que te ha gustado mucho la comida. Así que aprovecha cuando comas chorizo o cualquier otra cosa apetitosa que deje líquido en el plato.

6.- No te comas la última porción de un alimento sin preguntar a los demás si la quieren:

A la última porción de un alimento se la llama “la de la vergüenza” porque parece que comérsela es signo de glotonería o de egoísmo, ya que dejas a los demás sin él. Por eso, es habitual que nadie se coma la última porción durante un rato, hasta que alguien pregunta “¿Quién quiere el último trozo de jamón” o “¿Quién quiere estas patatas?”. A menudo, quien lo pregunta es alguien que tiene muchas ganas de comerse esa última porción, pero pregunta primero por educación.

A mí esta norma me parece muy divertida, porque tras la pregunta, es habitual que se dé una pequeña “batalla” entre la gente que realmente quiere ese último trozo pero se lo ofrece a los demás por generosidad: “Venga, cómetelo tú”, “No, tú”, “¿Seguro?”, “Que sí”, “¿Lo partimos en dos?”, “Venga vale”.

7.- No hagas visitas a la hora de la comida o de la cena:

Si estás en casa de alguien de visita, y se hace la hora de comer o de cenar, debes irte (a no ser que estés invitado a la comida). También es de mala educación ir a casa de alguien a esas horas. Elige una hora más adecuada, fuera de los horarios habituales de comida en España.

8.- Si te invitan a comer en casa de alguien, es aconsejable que lleves algo:

Como gesto de agradecimiento por la invitación, puedes llevar algo de comida (un postre, un aperitivo o una bebida) a la casa del anfitrión. Si tienes mucha confianza con esa persona (por ejemplo, se trata de tu familia o de amigos muy cercanos), no es obligatorio, aunque siempre queda bien. Solo es obligatorio si hay menos confianza o se trata de una cena formal. En caso de duda, es mejor que lleves algo.

9.- Cuando te inviten a comer en casa de familiares o amigos, ofrece ayuda:

No te sientes a la mesa o en el sofá sin más. Pregunta primero si necesitan ayuda en la cocina o poniendo la mesa. Si te responden que no, pregunta, “¿Seguro?”, porque en España es habitual contestar que no para no dar trabajo al visitante. Si te vuelven a decir que no, entonces no te preocupes y siéntate. Pero es posible que te digan, “Bueno, vale, ¡gracias! Ayúdame con…”. Haz lo que te pida el anfitrión. 

Lo mismo una vez terminada la comida: ofrece ayuda para quitar la mesa.

10.- Si no tienes confianza con el anfritrión, nunca digas que no te gusta su comida:

Si estás en familia o con amigos cercanos, puedes explicar que algo no te gusta. Sin embargo, en situaciones más formales, no digas nada. Come un poquito de lo que te pongan, por educación, y después, no comas más. Si alguien te pregunta por qué no comes más, di “Muchas gracias, pero estoy lleno”.

11.- Si eres tú el anfritrión, ofrece más comida a tus comensales:

Cuando tus invitados terminen de comer, debes ofrecerles más comida: bien repetir, bien un alimento distinto que tengas en la cocina (por ejemplo, queso o embutido). Insiste un poco si te dicen que no, ya que es de buena educación rechazar la primera oferta. Tu objetivo como anfitrión es asegurarte de que todos tus comensales han comido suficiente y están satisfechos, es decir, que nadie se queda con hambre. ¡Pero tampoco insistas demasiado! Si te dicen que no un par de veces, es que de verdad no quieren más. 

Por cierto, es muy típico entre las abuelas españolas intentar cebarte con comida. ¡Pero no cedas! Si de verdad no puedes, o no quieres, más, di que no. En España no es obligatorio aceptar todo lo que te ofrecen. Solo es obligatorio ofrecer. 

12.- Si compras un aperitivo, ofrece a los demás:

Cuando estés comiendo algo entre horas, por ejemplo, una bolsa de patatas fritas, frutos secos, un bollo, o cualquier otro tentempié, debes ofrecer un poco a la persona o personas con las que estés en ese momento.

Si esa persona no tiene mucha confianza contigo, probablemente lo rechazará amablemente (“No, gracias”) porque eso es lo correcto. Pero debes insistir y preguntar una vez más, ya que es posible que en realidad sí quiera. 

Si la persona tiene confianza contigo, es posible que te diga que sí desde el principio.

+ 1 de regalo.- Cuando sea tu cumpleaños, paga tú la cena:

En España, es el cumpleañero el que invita a los demás a comer, a cenar, o a una fiesta en su casa o en un restaurante. Los invitados devuelven el gesto con regalos. Además, los niños pequeños suelen llevar caramelos al cole el día de su cumple para celebrarlo con sus compañeros de clase.

Conclusión:

Estas son las principales normas españolas de etiqueta relacionadas con la comida. Es posible que algunas de ellas te resulten un poco extrañas o que no las entiendas. Te comprendo perfectamente—a mí, por ejemplo, como española expatriada, todavía me choca cuando los demás empiezan a comer sin esperarme, o cuando no me ofrecen un trozo de su aperitivo. Siempre cuesta un poco acostumbrarse a una nueva cultura, ¿verdad? 

Pero lo mejor es intentar adaptarse al lugar donde vives (como decimos en España, allá donde fueres, haz lo que vieres), y seguir las costumbres sociales es una de las mejores maneras de encajar en tu nuevo país. 

Para aprender más sobre comida española, puedes leer mi artículo
10 alimentos básicos de la gastronomía española.

Vocabulario:

comer Se usa este verbo tanto para el acto general de ingerir alimentos como para hablar concretamente de la comida del mediodía (de dos a cuatro de la tarde).

copioso/-a  Abundante.

comida  Al igual que el verbo “comer”, el sustantivo “comida” tiene dos significados: uno más general que significa alimento de cualquier tipo, y otro más específico que se refiere concretamente a los alimentos tomados al mediodía (de dos a cuatro de la tarde).

tentempié  Cantidad pequeña de alimento que se toma para reponer fuerzas. Literalmente, “tente en pie”.

aperitivo  Comida que sirve para abrir el apetito. A menudo se llama así al tentempié que se toma a media mañana.

malentendido  Equivocación.

comensal  Cada una de las personas que comen en una misma mesa.

repetir  En una comida, volver a servirse el mismo alimento.

arrebañar/rebañar  Recoger los restos de comida que quedan en un recipiente para comérselos.

fuente  Plato grande que se usa para servir los alimentos.

poner la mesa Cubrir la mesa con un mantel, y poner encima los cubiertos y demás utensilios necesarios para comer.

quitar la mesa  Retirar de la mesa, después de comer, los restos de comida, los utensilios y el mantel.

cebar  Engordar a un animal para poder aprovechar su carne, y, por extensión, alimentar a una persona abundantemente.

entre horas  Entre comida y comida.

bollo — Alimento dulce y esponjoso hecho con una masa de harina, agua, leche, huevos, y otros ingredientes, cocida al horno. En España hay muchos tipos de bollos: cruasanes, magdalenas, napolitanas, ensaimadas, palmeras, rosquillas, etc.

cumpleañero/-a Persona que celebra su cumpleaños.

cole Forma apocopada de “colegio”.

cumple Forma apocopada de “cumpleaños”.

Allá donde fueres, haz lo que vieres Refrán español que recomienda acomodarse a las costumbres y usos del país en el que uno se encuentra por educación y/o para evitar conflictos.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest

Share This